Digital Marketing
May 26, 2020

Justicia: ¿Cómo la podemos hacer accesible?

Looking for the English version? You can find it here.

Posiblemente has escuchado la expresión “acceso a la justicia” (“access to justice” en inglés.) En muchas ocasiones, el acceso a la justicia es un concepto que se utiliza indiscriminadamente por políticos, abogados o “influencers”. Incluso para mí, un abogado, el concepto de “acceso a la justicia” resulta confuso.

Los abogados estamos acostumbrados a utilizar palabras complicadas para definir el acceso a la justicia como un componente esencial del estado de Derecho o la habilidad de presentarse ante los cortes judiciales. Sin embargo, el acceso a la justicia es un concepto amplio que no se puede circunscribir en una definición restringida. En ocasiones, la definición del concepto de acceso a la justicia ha sido por nociones “abogado-centrista” o “juez-centrista”. Estas aproximaciones restringidas resultan problemáticas al momento de tratar de implementar soluciones para resolver los problemas alrededor del acceso a la justicia.

El acceso a la justicia no es un concepto que pertenece a los abogados, políticos o jueces. El acceso a la justicia requiere el entendimiento del contexto social de las cortes judiciales, las barreras de acceso a servicios legales por diferentes actores y el entendimiento de los altos costos asociados los servicios legales. En otras palabras, el “acceso a la justicia” es un problema multidisciplinario que requiere alejarnos de una visión abogado-centrista” o “juez-centrista”.

Cuando existe una verdadera colaboración con otras industrias, es fácil observar que el acceso a la justicia realmente necesita una visión “cliente-centrista”. Esto significa que el acceso a la justicia se tiene que enfocar en los problemas y soluciones que necesita el ciudadano ordinario en su vida cotidiana. Similar a las palabras de Abraham Lincoln, el acceso a la justicia es un concepto de la gente, por la gente y para la gente.

La justicia empieza a ser más accesible desde el momento que nos dejamos de preguntar como los abogados o las cortes pueden proporcionar mas servicios al público. El acceso a la justicia inicia con una plataforma abierta para distintos actores en donde puedan compartir sus experiencias, frustraciones, enojos, felicidades y/o indiferencias con sus necesidades legales.

Con mi reciente incorporación en A2J, he podido tener un mejor entendimiento del concepto de acceso a la justicia. ¿Qué es entonces el acceso a la justicia? Más que limitarme en una definición o proporcionar un concepto incompleto, quiero compartir diferentes componentes del concepto de acceso a la justicia que he aprendido de empresarios, abogados, programadores, mercadólogos digitales, políticos y estudiantes.

Acceso a la Justicia se refiere a lo siguiente:

1: El derecho a información legal comprensible:

Es necesario eliminar las barreras de lenguaje que impiden a las personas informarse sobre sus derechos y como ejercitarlos. La información legal no debe ser redactada exclusivamente en lenguaje técnico legal. Por ejemplo, deberíamos dejar de utilizar palabras como “prima facie”, “ceteris paribus”, “res judicata” y “iure et de iure”. La información legal debe ser directa, concisa y clara. La información legal (incluyendo las leyes) no debe redactarse de forma complicada. La justicia se vuelve accesible desde el momento que utilizamos lenguaje neutral o estándar que el ciudadano ordinario puede entender. La información legal no se trata de obtener 100 puntos en un examen de expresiones en latín. A mí parecer, hay más de 10 expresiones de abogados que no se entienden.

2: El derecho de presentarse en una corte judicial:

Todo ciudadano puede ejercer sus derechos y pretensiones en una corte, indistintamente de su género, raza y nivel socio económico. Según el reporte “2019 Global Insights on Access to Justice” (Reporte Global de Acceso a la Justicia), los problemas legales más comunes se relacionan con reclamos del consumidor, contratos de arrendamiento o deudas. Es decir, las necesidades legales son más cercanas de lo que pensamos.

3: El derecho a un abogado:

Todo ciudadano tiene el derecho a un abogado, lo cual no debe ser exclusivamente para los procesos penales. De hecho, la necesidad de un abogado se hace extensiva a reclamos civiles, mercantiles, laborales o administrativos. Según el Reporte Global de Acceso a la Justicia, solo el 29% de personas que tienen un problema legal buscaron algún tipo de asesoría con un abogado.

Un abogado no debe ser un simple profesional que se sienta detrás de un escritorio de caoba con una desbordante cantidad de papeles, cobrando US$ 200- US$800 por hora. Los abogados deben volverse más accesibles a los ciudadanos ordinarios. Es valido preguntarse: ¿cómo se vuelven más accesibles los abogados? Una solución es encontrando alternativas creativas que reduzcan costos administrativos innecesarios

Mario Alfonso Mayans Olachea y Lic. Alejandra Perfecto Ruiz.

4: Reformas al sistema de justicia:

Es importante generar cambios sustantivos en el estado normal de las cortes. Eso significa promover el uso de cortes virtuales u otras alternativas para resolver problemas legales. Además, estas reformas se refieren a eliminar preferencias o prejuicios del sistema judicial.

5: Menos soluciones “abogado-centrista” o “juez-centrista” para los problemas legales:

Es necesario proveer alternativas para resolver controversias, utilizando mecanismos accesibles sin la necesidad de un abogado o una corte judicial. Esta idea se relaciona estrechamente con la noción de “democratización de la justicia”. En el año 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Reunión de alto nivel sobre el estado de derecho se reafirmó lo siguiente: “(…) los derechos humanos, el estado de derecho y la democracia están entrelazados y mutuamente refuerzan que pertenecen a los valore y principios indivisibles y universales de las Naciones Unidas” (traducción libre). Esta idea también se refiere a proveer mejores mecanismos alternativos de resolución de controversias. Por ejemplo, la negociación y mediación deben tener más importancia en un sistema judicial saturado.

6: Menores costos para asistir a la Facultad de Derecho:

Los altos costos asociados a la matriculación en las facultades de Derecho desincentiva a los estudiantes de convertirse en abogados. Muchas personas brillantes se sienten presionados de encontrar trabajos ordinarios para pagar sus deudas estudiantiles. En palabras de Travis Hornsy, en ocasiones las deudas estudiantiles son criminalmente altas. Para muchos estudiantes las deudas son preocupaciones genuinas, Por ejemplo, la deuda estudiantil promedio en Estados Unidos es de US$ 122,000. La justicia se puede volver más accesible si se otorgan precios asequibles a la educación legal. Si fallamos en proporcionar esas alternativas, los recursos educativos abiertos (REA) se volverán esenciales en los futuros esfuerzos para promover el acceso a la justicia.

7: Pronunciamientos justos y equitativos de una manera eficiente:

Cuando las necesidades legales de los ciudadanos no son resueltas, eso puede tener un impacto negativo en otras áreas de su vida personal (por ejemplo, pérdidas de salario, salud, tranquilidad o trabajo). Consecuentemente las soluciones legales deben de emitirse de una manera expedita. ¿Cómo podemos lograr ese objetivo? Aunque no hay una formula exacta, podemos empezar buscando alternativas al sistema judicial tradicional. Por ejemplo, la automatización de solicitudes o reclamos de jurisdicción voluntaria o donde no existe ningún litigio. Además, la automatización de las búsquedas jurisprudenciales y normativas pueden proveer soluciones de una manera más rápida. Esta rama es, posiblemente, donde existen mayores oportunidades de innovación y disrupción. En la medida en que tomemos un rol activo, la justicia se volverá más accesible.

8: Reducción de costos y aumento en la eficiencia de las prácticas legales:

Los ciudadanos exigen eficiencia, bajos costos, optimización de procesos y servicios legales accesibles. Por ejemplo, Tango Law es un despacho de abogados que trabaja de manera remota para reducir sus gastos operativos. Esta reducción de gastos les proporciona la facilidad de ofrecer precios accesibles a sus clientes, sin sacrificar la calidad de su trabajo legal. La eficiencia en la práctica legal viene con la implementación de tecnologías legales o con modelos alternativos de negocio. Por ejemplo, la automatización de ciertos procesos y documentos le puede proveer al abogado más tiempo para enfocarse en cuestiones sustantivas. Además, lejos de cobrar por hora, los abogados pueden ofrecer alternativas al tradicional precio/hora.

9: Proporcionar ayuda legal a todos aquellos que no pueden costearlo:

Los programas de ayuda legal gratuita son componentes vitales para mejorar el acceso a la justicia. Un reporte reciente del Comité del Acceso a la Justica de la IBA y el Banco Mundial demostró que los beneficios de los programas de ayuda legal son significativamente superiores a sus costos. De hecho, sin programas de ayuda legal, la brecha de acceso a la justicia solo sería mayor.

10: La implementación de tecnología para la automatización de proceso, documentos y formularios:

Las tecnologías legales pueden impulsar el acceso a la justicia. Según la Entrevista de Tecnologías Legales (“Survey of US Legal Technologies”) los usos más comunes de tecnología para resolver problemas de acceso a la justicia son: (i) tecnologías que proporcionan información legal: (ii) tecnologías que conectan clientes con abogados (similar a una plataforma de Uber): y, (iii) tecnologías que automatizan documentos. De hecho, en A2J se tiene un interés peculiar en la automatización de documentos, por ser un componente imprescindible del acceso a la justicia.

No obstante, lo anterior, hay que ser conscientes que las innovaciones más importantes en el derecho han sido un resultado de la transformación en la forma de prestar servicios legales. La tecnología legal definitivamente puede acelerar el proceso de innovación e implementación de soluciones para el acceso de justicia. Sin embargo, la implementación de soluciones para el acceso a la justicia no depende del uso de tecnología.

Conclusión

¿Qué es entonces el acceso a la justicia? Honestamente, no existe una respuesta equivocada. Cada uno puede modelar su propio concepto de acceso a la justicia dependiendo de sus intereses y experiencias vivenciales. El acceso a la justicia es un concepto evolutivo que nunca estará completo. Realmente lo único que podemos aspirar es contribuir a cerrar la brecha en el acceso a la justicia.

La justicia en un proceso colaborativo que requiere la participación de diferentes actores. El concepto de acceso a la justicia no pertenece exclusivamente a los abogados o jueces. Programadores, desarrolladores de software, diseñadores gráficos y gerentes proyectos son esenciales para proveer más y mejores soluciones. Diseño legal (“legal design thinking”), contratos visuales (‘visual contracts”), automatización de documentos y sitios web accesibles son algunas de las herramientas que pueden cerrar la brecha de acceso a la justicia.

La justicia empieza a ser más accesible desde el momento en el que todos nos involucramos en la generación de soluciones. Tú puedes jugar un rol importante en la formación del concepto del acceso de la justicia. Solo necesitas creer en tus habilidades.

Continue reading







Sign up for email updates

Company news and innovations in access to justice